Tu guía para el cuidado de gatos mayores

Contenidos

¿Has notado que tu compañero peludo comienza a cansarse durante el tiempo de juego? Cuando su gato llega a la edad madura de 11 años, está oficialmente en la categoría senior de la vida felina, alcanzando la edad geriátrica después de los 15 años. Si bien es posible que necesite siestas de gato con más frecuencia que antes, los gatos mayores son todavía gatitos de corazón. Hemos recopilado información para ayudarlo a guiarlo a través de cómo mantener a su gato anciano sano y feliz durante su vejez.

Defensa contra enfermedades

Como dueño de un gato, es importante programar visitas regulares con su veterinario para su gato mayor. Los gatos que envejecen tienen una mayor vulnerabilidad a las enfermedades debido al debilitamiento del sistema inmunológico. Incluso si su gato parece sano, un chequeo anual sigue siendo imperativo ya que muchas enfermedades pueden no mostrar síntomas.

Los gatos mayores son más propensos a tener una infección del tracto urinario como resultado de tener orina más diluida y luchar por mantener limpias sus áreas genitales. El crecimiento de la bacteria E-Coli en las heces junto con la reducción de las defensas naturales del cuerpo en su gato mayor puede escalar a problemas como insuficiencia renal con el tiempo.

Los gatos se caracterizan por no mostrar su estado de salud de forma evidente hasta muy avanzados los procesos infecciosos o de deterioro de salud. Esto sumado a una frecuencia de visita al veterinario menos frecuente de lo aconsejable, muchos responsables de gatos descubren sus problemas de salud muy tarde. Felicity Health Control™ es una arena innovadora que detecta problemas tempranos del tracto urinario o de la vejiga. Los gatos mayores, en particular, tienen más probabilidades de sufrir infecciones del tracto urinario, incluidos los cálculos de estruvita o los cálculos de oxal, que son molestias conocidas evitando el dolor extremo que estas provocan. Felicity Health Control™ contiene un indicador que responde a parámetros desviados en la orina, como sangre, albumina, alcalinidad, bilirrubina o nivel anormal de pH.

Manteniendo los musculos

Los requerimientos energéticos de tu amigo felino aumentan progresivamente a partir de los 10-12 años. Si no se aumenta la ingesta calórica diaria, puede producirse una pérdida de peso progresiva debido a la pérdida de masa muscular en su gato. En el tracto digestivo corto de los gatos, las proteínas vegetales son mucho menos digeribles que las proteínas de la carne. Estos aspectos son importantes a la hora de seleccionar un alimento para cualquier gato, pero se vuelven de suma importancia a la hora de elegir la dieta del gato mayor. Por lo tanto, las proteínas a base de granos nunca deben usarse como fuente principal de proteínas en gatos que envejecen. Los gatos mayores absorben y metabolizan las proteínas de manera menos eficiente; por lo tanto, es esencial alimentar a los gatos mayores con proteínas de origen animal de alta calidad.

Limpieza

A medida que su gato envejece y pierde flexibilidad, será menos capaz de arreglarse de manera eficiente. Es posible que debas ayudar a tu gato a limpiar cualquier sustancia pegajosa alrededor de los ojos y la nariz, así como cualquier resto de arena que se adhiera al trasero de tu gato. Para cada área separada, humedezca un paño de algodón en agua tibia y limpie suavemente la suciedad. Para evitar áreas de pelo enmarañado en su gato, cepíllelas con un cepillo suave o un peine fino de manera suave y asegúrese de evitar cualquier movimiento vigoroso que pueda ser doloroso. El cepillado es el momento perfecto para verificar si su gato tiene bultos, protuberancias o llagas inusuales que podrían ameritar una visita al veterinario. Los gatos mayores son menos capaces de retraer sus garras, por lo que se recomienda que le corten las uñas con regularidad para evitar que queden atrapados en muebles o alfombras.

Juego

Los gatos de todas las edades se benefician del tiempo de juego. Mantener comportamientos naturales como rascarse, cazar, acechar y masticar es importante para una vida sana y satisfactoria en el interior. Junto con una mente estimulada, el tiempo de juego de su gato mayor puede ayudarlo a quemar el exceso de calorías y mantener saludables los músculos y las articulaciones envejecidas. Debido al movimiento artrítico, ofrecerle a su gato mayor superficies de rascado horizontales en lugar de los postes rascadores tradicionales puede proporcionar una fuente de ejercicio para los músculos de las extremidades de su gato. Para adaptarse a la pérdida de flexibilidad de su gato, intente colocar una caja de cartón grande de lado para permitirle entrar e investigar sin tener que saltar.

Siestas de Gato

Una actividad favorita de los gatos mayores es acurrucarse para una siesta que tanto necesitan después de una sesión de juego activa o una larga mañana de observación de aves. Si bien los gatos disfrutan de superficies elevadas para la siesta, como una cama o el alféizar de una ventana, puede resultar cada vez más difícil alcanzar estas superficies. Colocar una rampa o plataforma debajo del lugar preferido para dormir de su gato puede facilitar sus articulaciones envejecidas. Para suavizar su mancha y proporcionar calor adicional, intente agregar una manta doblada a su zona de siesta. El acolchado adicional también puede ayudar a prevenir caídas accidentales debido a problemas de equilibrio en superficies resbaladizas.

Perdida de sentidos

A medida que su gato envejece, es posible que tenga pérdida de visión o audición. Al lidiar con la pérdida de estos sentidos, es importante no asustar ni desorientar a su gato. Cuando se acerque a un gato con problemas de audición, acérquese por delante en lugar de por detrás para evitar alarmarlo. Del mismo modo, si tu gato sufre de problemas de visión, llámalo siempre por su nombre antes de acercarte para anunciarte. Colocar lamparillas en la casa puede ayudar a los gatos con problemas de visión a navegar en la oscuridad. Si su gato es ciego, mantener elementos como la caja de arena y los tazones de comida en un lugar constante puede ayudarlo a aprender a navegar por la casa.

Los gatos mayores suelen ser los últimos en ser adoptados en los refugios, pero hay muchos beneficios al invitar a un gato mayor a tu casa. Con toda una vida aprendiendo a coexistir con otros animales y habiendo dominado los entresijos de la caja de arena mientras están en el refugio, los gatos mayores a menudo necesitan menos monitoreo de comportamiento que los gatos más jóvenes. ¡Sin mencionar que los gatos mayores son una gran compañía! Así que la próxima vez que quieras añadir un compañero felino a tu vida, considera salvar una vida y conseguir un amigo mayor con quien acurrucarte en el sofá para dormir la siesta.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Más temas del Blog